los-laberintos-del-cerebro-RamachandranCuando me dio por investigar sobre la sinestesia, de lo que salieron este artículo, y este, conocí un experimento que me llamó mucho la atención sobre la base neurológica del lenguaje,y de algunas teorías sobre su origen, del que incluso hago mención en el segundo artículo, de un investigador llamado Ramachandran.

Al ver este libro en la tienda, sólo, triste, azul, me lo compré sin dudar, y tengo que decir que pese a que me ha costado leerlo, porque como podéis comprobar por la actividad del blog, no tengo mucho tiempo últimamente, y pese a ser un libro denso en contenidos, cada vez que me enganchaba a leer me lo pasaba muy bien, y me centraba bastante en la lectura (no se si a vosotros os pasa, pero a veces mientras pienso en otras cosas, y al final no me entero de nada).

Temas aparte, es un libro muy interesante sobre neurociencia, que aunque a priori no te pueda llamar por la temática, me atrevería a decir que a cualquier persona curiosa va a disfrutar mucho con el libro.

Pero ¿de qué va el libro? Bueno, nuestro amigo de apellido tan largo, se ha especializado en el estudio del cerebro, a través de observar y experimentar con personas que tienen lesiones cerebrales, y otras simplemente aquejados de extrañas patologías cerebrales, de las que extrapola y a veces conjetura hacia comportamientos más o menos habituales en nuestra sociedad, o incluso la capacidad para crear arte. El hecho es que resulta muy curioso leer, por ejemplo, sobre personas que al haber tenido una lesión cerebral en una zona del cerebro, el mismo organismo había intentado utilizar otra parte del cerebro para esa función, y se daban comportamientos extraños (a nuestros ojos). También se dan bastantes casos en los que, dos regiones del cerebro con funciones diferentes y muy separadas, por equis motivos, se solapaban o se unían, y volvían a dar pie a personas con determinadas “anomalías”. Y pongo anomalías entre comillas, porque a lo largo del libro, te vas dando cuenta como personas que la sociedad, y tú mismo, has tachado durante toda la vida de loca, enferma, rara o algo peor, y luego resulta que tienen una lesión o degeneración de alguna parte de su cerebro…

La verdad es que no he querido dar muchos detalles sobre el libro en este artículo, porque quitaría sorpresas de las muchas historias que cuenta, y prefiero que lo leáis, así que os animo a que, si he conseguido que os pique la curiosidad, busquéis el libro y lo leáis, no os decepcionará.

Por último no puedo resistir la tentación de citar un caso, y que me sucedió una cosa muy graciosa mientras leía este libro, porque una de las investigaciones más conocidas de este hombre, es la de los miembros fantasmas (personas que han sufrido amputaciones de alguna de sus extremidades), e hizo un experimento donde consiguió eliminar un dolor permanente en un paciente que se dolía de un miembro que realmente no tenía. Por supuesto esta no es la cosa graciosa, la curiosidad es que vi un capítulo de House donde con ese experimento ayudaban a un exmilitar a eliminar ese mismo dolor.

¡Al final ya he contado demasiado! De verdad, leer este libro y descubriréis cosas realmente interesantes sobre nuestro cerebro.

Ficha técnica

Autor: V.S. Ramachandran

Título: Los laberintos del cerebro

Tema: Ciencia

Páginas: 148

Editorial: La liebre de marzo

ISBN: 978-84-87403-16-3

Suelen estar bien estos libros pequeños de Empresa Activa, tratan un tema de manera breve, resumida, ordenada, y muchas veces, práctica; bueno, todo lo práctica que puede ser una lectura que sale de las manos de una sola persona, si es que tiene dos. Lo digo en el sentido que uno al escribir transcribe sus conocimientos, los basa en su propia experiencia, que a veces es mucho, y por eso a veces algunos hacen bodrios jejeje. Por eso, siempre he dicho que la gente que más sabe, puede escribir bien y gustar, siempre que sepa ser didáctico y pueda transmitir su conocimiento, que no es fácil.

Después de este rollo, entro un poquito en el libro, que para eso he puesto el título. El autor, Cosimo Chiesa, hace un resumen ordenado del mundo de las ventas, un mundo tan amplio como complicado, y que como cualquier otro, requiere de una metodología básica, que muchas veces se rige por un poco de conocimiento adquirido, y un mucho de sentido común. Y es que siempre tengo la impresión al leer este tipo de libros, que el autor ha sabido transcribir en un puñado de letras, “el sentido común” necesario para la actividad sobre la que narra el libro, y no es que sea fácil, todo lo contrario.

Intuyo que  este libro es útil para personas que se inicien en el mundo de las ventas, ya que la historia se aprovecha de un aprendiz que busca ayuda de un experto (no hay sexo, por si lo estabas pensando), pero también estoy seguro que será útil para repaso de vendedores, y es que como cualquier profesional, un vendedor debería repasar los pilares de su profesión para ver en qué está flaqueando.

Para no liarme más, un libro útil para cualquiera que se dedique al mundo de la venta, o que tenga interés en ella. Pensar que al final, todos nos pasamos la vida vendiendo: cuando buscamos pareja, cuando buscamos trabajo…

Dicen los científicos que en la búsqueda está la felicidad, y toda búsqueda acaba en un intercambio o transacción, y por tanto en alguien que vende, y alguien que compra.

Y como no, la frase que más me ha gustado del libro, gracias Cosimo, te debo una caña: “[…]Mantente al día, y ten una auténtica enfermedad por leer más, saber más, conocer más. Éste es el mejor camino para conseguir la excelencia en el sector profesional que escojas. Recuerda que en la nueva economía, tu valor no vendrá determinado sólo por la cifra de facturación que seas capaz de alcanzar, sino por el auténtico “conocimiento” que sabrás aportar a tu organización, añadiéndole valor constantemente con habilidades adquiridas y capacidades que otros no poseen.[…]

Ficha técnica

Autor: Cosimo Chiesa de Negri

Título: Vender es mucho más

Tema: Empresa

Páginas: 152

Editorial: Ediciones Urano

ISBN: 978-84-96627-14-7

¿Qué es el pH? ¿para qué sirve? ¿para qué necesita un mecánico el pH? Todos nos hemos hecho alguna vez estas preguntas antes de irnos a dormir, pues bien, por fin tendrás respuestas.

El pH es una escala de medida simplificada, que indica la acidez o alcalinidad de una solución. En sí, pH significia potencial de hidrógeno, ya que la cantidad de estos iones es quien determina la acidez o alcalinidad. Debemos a Dinamarca las buenísimas galletas de lata azul, la cerveza Carlsberg, y a uno de sus ciudadanos, Søren Peter Lauritz Sørensen, el descubrimiento de este método de medición.

Como cualquier escala de medición, nos sirve para comparar con unas bases establecidas científicamente, y que nos aportan datos sobre la realidad que tenemos presente (lo que estamos midiendo). El ejemplo más básico es cuando medimos el pH de una piscina, utilizamos unos papelitos con unas substancias químicas impregnadas para conocer el pH del agua y actuar en consecuencia.

Fuente: Wikimedia commons
Fuente: Wikimedia commons

Lo mínimo que debemos saber sobre el pH es:

  • el pH igual a 7 es neutro, medido sobre agua a 25ºC.
  • valores por encima de 7 indican alcalinidad.
  • valores por debajo de 7 indican acidez.

Igual que cuando medimos una longitud, la medida por sí sola no nos dice nada, su estudio y comparación sí que nos puede avisar de algo. Por ejemplo, si medimos la cabeza de alguien, y tiene un perímetro de 25cm, y es un barón mayor de 25 años, seguramente nos parecerá raro, y lo es, a menos que haya vivido cerca de una zona de jíbaros y esté muerto. Pues con el pH nos pasa lo mismo, si medimos el pH de nuestra piscina, nos sale pH1, y aún no se ha derretido, yo no me bañaría…

Algunos valores de pH:

  • pH 1,0. Ácido clorhídrico
  • pH 2,3. Zumo de limón
  • pH 2,4. Coca-Cola
  • pH 2,9. Vinagre
  • pH 3,5. Vino
  • pH 4,0. Cerveza
  • pH 4,1. Zumo de tomate
  • pH 5,0. Café, pan.
  • pH 5,6. Lluvia ácida
  • pH 6,0. Orina (lluvia dorada)
  • pH 6,5. Agua de lluvia
  • pH 6,6. Leche
  • pH 7,0. Agua destilada
  • pH 7,4. Sangre, sudor
  • pH 8,0. Agua de mar
  • pH 8,4. Levadura
  • pH 9,0. Bicarbonato de soda
  • pH 9,2. Disolución de bórax
  • pH 9,9. Pasta de dientes
  • pH 10,5. Leche de magnesia
  • pH 11,0. Agua de cal
  • pH 11,9. Amoniaco doméstico
  • pH 13,o. Lejía
  • pH 14,0. Hidróxido de sodio

Y si queréis ver pH de alimentos, por aquellos de los ardores…

Fuente: Wikipedia
Fuente: Wikipedia

La energía solar se aprovecha de la radiación solar que recibimos a diario para convertirla en otros tipos de energía, básicamente térmica o eléctrica.

Es curioso que otras energías renovables, también dependen en cierta medida de la solar. Por ejemplo:

  • el calentamiento del aire en la atmósfera es el efecto que provoca la circulación atmosférica, y por tanto el aprovechamiento de la energía eólica.
  • también es la encargada de que la masa vegetal de la tierra, realice la fotosíntesis  y sea aprovechado como alimentos (energía), o biomasa.
  • y muy al extremo, el sol fue el encargado de que se generaran los combustibles fósiles hace millones de años, mediante el calentamiento de diferentes materias.
  • y también de los deshielos, que aprovechamos para generar energía hidroeléctrica

¡Ahí es nadie el astro rey!

El viernes pasado tuve ocasión de ir a un espectáculo de guitarra, en un espacio, cuando menos, diferente para mí. La Iglesia de Sant Jaume, en pleno centro de la ciudad de Barcelona.

Dentro del IX Ciclo Barcelona de maestros de la guitarra española, asistí al concierto de Manuel González, maestro guitarrista, según algunos, el mejor de guitarra española actual. Yo no se si será el mejor o no, pero ahí va mi relato para que decidáis:

Allí estábamos, en el bonito e inigualable entorno de una iglesia del siglo XIV, toda hecha historias de pasión, sufrimiento, traición, amor, secretos, y allí, sentado frente a frente con el maestro, tocando él sólo para mí, escuchándole yo sólo a él.

La calidez de la madera de los retablos, la imaginería y los bancos, la linealidad en los tonos de las paredes y techos de piedra, esa luz tenue a la vez brillante de las iglesias, el maestro, y su manera de acariciar su guitarra, hicieron que me refugiara en un entorno de paz y sosiego interior, difícil de imaginar unos instantes antes en pleno centro de la ciudad de Barcelona.

No podía evitar observar y seguir cuidadosamente sus manos, como inevitable era pensar en las caricias que dedicaba a su guitarra, que se convertían en imágenes de ternura en mi mente. Cada vez que los movimientos de su mano izquierda, alternando por el mástil de su guitarra, me conducían a fijar mis ojos en su rostro, me invadía la calma. Una calma que casi me obligaba a fusionarme con el entorno, yo, la piedra, la madera, él lo hacía sencillo y lo permitía: entra, entra, entra…

En ese mismo instante podía haber pasado a formar parte de las centenarias paredes con una sonrisa en mis labios, y un epitafio escrito en la negra caída hacia la muerte: murió tranquilo, en pleno bullicio.

Vaya poeta, me falta sólo la trompeta, que diría Gloria Fuertes. Bueno, me ha dado la vena poeta, pero es que lo pensé más o menos así, y así lo he compartido con vosotros, porque me apetecía.

¡Ah! No dejéis de escuchar, y si tenéis oportunidad, de ir a ver a este hombre.

Separemos al actor del personaje, o eso dice una antigua frase ¿no?

El personaje que por mucho tiempo interpretó Boris Izaguirre en la pantalla, me sacaba de quicio. Todos aquellos comportamientos que sobrepasen un nivel de decibelios, deberían estar prohibidos ¡bah! Bueno, es mentira, el entretenimiento es el entretenimiento, por suerte siempre he tenido la opción de cambiar de canal, apagar la tele, o poner alguna peli descargada.

Dicho esto, había oído buenas opiniones acerca de las novelas de este señor, así que, juntáronse unas vacaciones lejos de mis estanterías, una librería de Vielha con pocos libros (que encima me cobró un euro de más por su cara bonita), y unas bonitas piernas en la portada, para que comprara su última novela, de una trayectoria de dos jajaja No os riais, que ya tienes dos novelas publicadas más que nosotros.

La novela me ha gustado en su relato, en el hilo conductor, las historias, los personajes, la ambientación, las referencias históricas (a la revolución cubana), pero se me ha hecho un poco larga, sin resultar molesto. Además, me consta por las veces que he visto a este señor por la tele (en otros programas que no era el delos decibelios alocados, que es una persona bastante culta, y ello queda patente en su novela.

Por otro lado, y este es un comentario bien simple, que nadie le busque la vuelta, por favor: me llama muchas veces la atención, por parte de las personas homosexuales, la necesidad de promover y normalizar las relaciones amorosas o sexuales entre ellas, aunque bien pensado ¿quién iba a hacerlo sino? En el fondo me reconforta y tranquiliza que sea así, pero no deja de ser absurdo que en algún momento parezca que esten buscando un apoyo social, o justificando algo que no debería necesitar ninguna justificación, que forma parte de las míseras libertades de cada uno. (espero que haya quedado claro lo que quería decir, no quiero a ningún alterado armando jaleo por aquí…jejeje).

En resumen, me parece una buena novela para leer, no aburre, que ya es mucho hoy en día, y me parece que está bien escrita, no me sabe mal que la hijaputa de la dueña de la papelera me cobrara 22€ por un libro de 21€ ¡¡¡las librerías siempre fomentando la cultura!!!

Ficha técnica

Autor: Boris Izaguirre

Título: Y de repente fue ayer

Tema: Novela

Páginas: Muchas… 496

Editorial: Planeta

ISBN: 978-84-08-08678-9

Las propiedades de los materiales, en especial algunas de ellas, se ven claramente afectadas por efecto de la temperatura.

Esta temperatura no procede únicamente del entorno ambiental o climático, puede provenir de algún proceso natural o artificial: un fuego, una reacción química, un extintor rociado sobre un cuerpo, la fricción producida durante un movimiento, un golpe, y muchísimos sitios más, pero muchos muchos…y es que un calentón lo puede tener cualquiera 😉 Y un enfriamiento también 😦

Bueno, quiero ir a parar, a que el universo de los materiales, a nivel microscópico, está en constante movimiento (parezco el Punset). Los materiales, pueden tener comportamientos diferentes, o muy diferentes, en función de la temperatura a la que están. Y eso afecta a nuestras vidas, y mucho.

Si quisiera lleva esto a la ciencia más pura, podríamos llegar a los conocidos como diagramas de fase, que “no son más” que unos gráficos, obtenidos a través de experiencias, y de tíos empollones que no tenían nada mejor que hacer, que representan las fronteras entre diferentes estados de la materia (líquido, sólido y grasioso gaseoso), siempre en función de la temperatura (un eje), y/o volumen, porcentaje de un elemento, presión, etc (otro eje, o dos más).

En ingeniería química, un diagrama de fase típico es el del agua:

Fuente: Wikipedia

Y en ingeniería mecánica, el más típico es el del acero (hierro-carbono):

Fuente: Wikipedia

Pero no hace falta entrar tan profundo, para saber que debemos tener en cuenta los comportamientos de un material a diferentes temperaturas. Y para ello, tres ejemplos:

  • Cuando el ejército nazi, debido “a los retrasos típicos de la guerra”, se encontró en campo soviético durante el frío invierno, no habían tenido en cuenta que todo su armamento metálico, iba a sufrir las consecuencias del frío. Debemos pensar que, a -40ºC, los aceros pueden contraer entre 1-4%, en función de la aleación. En otras palabras, pensar en un tubito por donde sale una bala de cañón, que debería hacer 100mm, que se ha encogido 2 ó 3mm… ¡¡¡¡ppppuuuummmm!!!
  • El PTFE, en estado 100% sólido, puede aguantar hasta los 270ºC, sin perder sus propiedas, y en cortos periodos de tiempo, hasta los 315ºC ¿por qué no más alla? Resulta que a partir de 325ºC, el PTFE empieza a carbonizarse, y a emitir unos vapores que son bastante tóxicos ¡¡¡ojo!!!
  • en los aceros, existen una fase de transición, donde el material cambia su capacidad de deformarse, o sea, pasa de dúctil a frágil. Resulta que unos amiguetes en canoa que recuperaron partes del casco del malogrado Titanic, realizaron los ensayos para determinar la temperatura de esta transición en el acero utilizado, determinando que estaba a -15ºC. Así que, omitiendo el detalle sin importancia del choque contra el iceberg, el empleo de ese material, la temperatura del agua por donde andaban, además de otros detalles estructurales como las uniones entre planchas, provocó la ruptura del casco, y el hundimiento del barco.

La elección de los materiales en ingeniería es algo tan elemental, que debería estar prohibido equivocarse, al final, y podéis verlo en los tres casos, se está jugando con las vidas de personas…

Artículos anteriores: Tratamientos del agua 1Tratamientos del agua 2 – CloraciónTratamientos del agua 3 – OzonoTratamientos del agua 4 – Radiación UVTratamientos del agua 5 – Filtración

Las incrustaciones calcáreas están directamente relacionadas con la dureza del agua, y la dureza del agua está relacionada, sobre todo, con las sales de calcio y de magnesio que encontramos en ella (entre otras).

Cuando hablamos de dureza del agua, como podemos ampliar en la Wikipedia, nos referimos a la cantidad de sales presentes en cierta cantidad de agua (sales metálicas), sobre todo al bicarbonato cálcico, y al bicarbonato magnésico.

Estas dos sales, difícilmente se mantienen estables en el agua, ya que necesitan gas carbónico para evitarlo, y a no ser que nuestro ayuntamiento haya contratado un suministro de agua con gas para la ciudad, lo que hace el agua es dejar estar sales por cualquier lado, y crear las incrustaciones calcáreas, causantes de un buen número de problemas que solemos sufrir a diario, como roturas de tuberías, problemas de presión en la red, y también causa del buen estado de uno de nuestros deportes nacionales, levantar aceras.

Resumiendo, esta inestabilidad de las sales que transporta el agua por nuestras tuberías (disolución), hace que se depositen fácilmente en superficies rugosas (como el fibrocemento que tenemos en gran parte de nuestras redes, primera foto), aunque sean microscópicamente (como en plásticos, segunda foto), dando lugar en el tiempo, a una especie de capas depositadas que acaban por obstruir totalmente cualquier espacio. Os muestro varios fotos de tuberías que tuve en mis manos en un seminario ¡alucinante!

Las incrustaciones calcáreas son a las conducciones de agua, lo que el colesterol a nuestro organismo. (esta frase no pinta nada aquí, pero se me ha ocurrido).

Existen varios tipos de durezas, la total, la temporal y la permanente, y todas se miden con diferentes tipos de unidades (según el país), que se basan todas en la cantidad de carbonato cálcico presente en una cantidad de agua. Existen diferentes unidades como los grados franceses, americanos, alemanes… ¡parece un chiste! Aunque para convertirlos entre ellos existen tablas, basta con saber que cuanto mayor sea el número, más incrustante será el agua.

Sobre los tratamientos posibles para las incrustaciones, tenemos diferentes maneras de “atacar” el problema, en función de las necesidades:

  1. Mediante la dosificación de inhibidores químicos. Como podéis imaginar, suelen deben suelen deben ser de calidad alimentaria, y su función no es eliminar el calcio (cal) del agua, sino evitar que se enganche en las paredes.
  2. Mediante equipos físicos. Seguro que alguien recuerda los famosos imanes de estos programas de inventos para el hogar en la TV a las tantas de la madrugada, que evitaban las incrustaciones de cal. Pues resulta que se investigó y… ¡¡¡era cierto!!! Pero sólo en algunos casos. Pero eso dio pie a una serie de aparatos que mediante corrientes y electrólisis, evitan las incrustaciones.
  3. Mediante descalcificación. Esta es la única que realmente elimina el calcio del agua, bueno, realmente la “aparca”. Se hace pasar el agua por una resina saturada de sal (sodio), que retiene las partículas de calcio y magnesio (responsables de las incrustaciones) ¡¡¡y la resina hay que regenerarla de vez en cuando!!!